30/7/06


Y claro, la cosa fue así, vino V de victorio, no de Vendeta y arrancó de cuajo el malestar ocular. Amaba matar a esos bichos, costumbre que le venía por rama paterna.
Su tatarabuelo era un gran despopotamizador.


Mala leche V de Victorio, tu misión genética a vuelto a fallar.


Eran rinocerontes.


No hay comentarios.: