10/5/09

Ya sos todos mis paises

No parezco felíz
si leo lo que escribo

Como los pakis que venden coca
en el raval

Pero es mentira

Yo los vi reír
los vi tirar paquetes plateados
al aire como bengalas estrelladas

y no vi en ellos creéme
ni un plomo
ni un tercer culo que los eyecte
al infinito

Aunque parezcan las sonrisas
un tajo seco de navaja
todos acabamos llorando y cogiendo
sobre el mismo colchón

La pena Marcos
revienta contra un hombre viejo
y lo hace brillar

No está mal
que la tristeza ocupe su lugar

o que el amor nos señale
torpe y tembloroso
con la punta de alguno de sus dedos

4 comentarios:

Silencio dijo...

Llegué, no sé cómo.
Y decidí quedarme. Un rato, mientras leo.

Anónimo dijo...

Cuando crees en magia,
como Ronald -creo-,
cree;
puedes divertirte,
igual que él...

Elisa Gagliano dijo...

Bienvenido seas mientras lees.

Anónimo, ya lo creo que si. La magia esta en la fe del ojo. Como Ronald, crees- cree.

checly dijo...

uh, excelente. El final está tremendo...