7/11/09

A la piston

Fuimos al dispensario y nos clavaron. vos sos Sara Gallardo, yo Alicia Lidel porque nos conviene y nos enarbola el lirismo y como estamos juntas, el fracaso es una invitación al tiempo libre y así nunca se pierde, como en los pesebres. Decimos como 10 proverbios, no se llaman así, son frases? Lo que natura no da no mama. Mas sabe el diablo por viejo - y saltamos en el colectivo y que no das mas decís con tu optimismo de siempre- que por sabio. Me lees la hoja que te dio la monja del colegio donde trabajas, con los problemas familiares de tus alumnas conflictivas, esto es chusmerio barato boluda! Odiamos a la preceptora. Nos clavan todas las mujeres, ya no quieren contar nada, es que hace mucho calor, pero vemos tele en la sala de espera, una novela brasilera que de tan mala parece venezolana, llegamos a la conclusión de todos los meses, no envidiamos a los negros por la onda o la pinchila o el mar, los envidiamos por otra cosa, algo que todavía no se nos revelo. Las novelas no me gustaban antes de conocerte ahora tampoco, pero las respeto en cierto sentido, como a la religión o a la música esa pedorra que te gusta porque toda una mujer tiene que pasar por ese huequito de canción. El c2 pasa rápido. Hasta gritamos en bajada que para que suene bonito no necesitamos piano! Nos gusta ese tipo, nos pone contentas de concha porque canta la papa como es. Gritamos eso con la estatua monumental de Sarmiento de fondo, una cuadra antes me preguntas donde estamos, como todos los miércoles. Te agarro la cara en dirección a Faustino y te digo: a dos cuadras de mi casa culiada, ESA puede ser una buena referencia, son detalles que me alegran. Bricollage, esa palabra te gusta, alumno no, alumno significa sin luz. Y tomamos mates y me lees un cuento y yo te escucho y no te escucho porque se que lo importante es dejarte emocionar, también se que te emocionas hablando con vos misma, pero me necesitas ahi y es un engranaje amorosísimo Nos probamos mis tacos violetas. Demasiado zanco para nuestra existencia. Y nos vamos a hacer la obra de las siete de la tarde, caminamos, me decís que no te gusta comer la naranja con huequito, yo me rió por la finura y hago un círculo perfecto. Un colombiano piropea -como me gustaría ser esa fruta! No sos boludo! respondo, después me siento una idiota, me queda resonando lo bonito de su acento. Mas adelante le grito a tu novio por el tubo del teléfono que Feliz Ultimo Día! quise decir feliz último no cumpleaños, hasta pasado mañana. Vos sabes. El ruido de los autos es un infierno. Susurro estamos en Kosovo, vos lo gritas, gritas KOSOVO! estamos en Kosovo! En la esquina, los mapas tirados y la tragedia, mapas enormes de todos los colores. ¿Cuántos niños habrán mirado esto? Es una señal. Tratamos de verlas cuando podemos sino no hay antesala del milagro. .-Vas a dejar Europa?? - Me llevo el mundo entero y Latinoamérica, el corazón me late fuerte, hay algo de magia y orgasmo en la basura. Después me pisas el talón y se rompe el cuero viejo de la sandalia. Cruzo la calle chancleteando. Me acuerdo de todo con una precisión desconocida. La Vélez Sarfield es larga y ancha como debe ser el Nilo y vos y yo somos bien boludas. La moto me lleva puesta, yo la veo venir. Después la nada. Un sonido sostenido, un Biiiii en la cabeza. Se que no me tengo que mover, lo se por la tele. Te busco, escucho tu voz y eso me deja tranquila. Solo veo un edificio al frente y un pedacito de la escuela Roque Saenz Peña. Los mapas eran de esa escuela, acabo de darme cuenta. Yo soy paramédico! Llámalo a mi papá. No me sale la voz, entonces lo pienso. El ruido de los autos es insoportable. El calor del asfalto. No puedo mover los pies. La gente baila encima de mí en círculos. Soy paramédico! La cámara lenta es cada vez mas patinosa, como si me hubiera fumado 5 porros y me hubieran pegado mal. Podes mover la cadera? Te duele la cabeza? No te duermas! Escucho tu voz. Pienso que le pido perdón al motociclista que tiene cara de muerto asustado. Le pido perdón, en silencio. La escafandra y la mariposa, esa película es extraña. Toda la confianza puesta en el ojo. Vos te acercas y me susurras - yo te vi caer, caíste como una bailarina Elisa. Yo te vi caer. No te va a pasar nada. Me secas las lágrimas. La voz desaparece. Los mapas. Vos me das besos en la frente. Hasta nos reímos, yo pienso la risa vos la gritas, como en Kosovo. Después ese cuello duro que te ponen para no degollarte como un pollo, el techo de la ambulancia. La médica me habla. Como te llamas? Como es tu teléfono? Tu DNI? Y vos contestas. No te duermas Elisa. Pincho toco pincho toco pincho toco, paso la prueba del pincho, eso significa que siento todo mi cuerpo, es un alivio que supera la situación, no lo entenderían, lo siento todo. Soy una sobreviviente de Malvinas, me decís después. Y es justo ahí que me doy cuenta. Justo ahí. Sos mi amiga del culo, la mas minoritaria de todas, con la que canto a espaldas de Domingo Faustino y paseo en la ambulancia que tiene la sirena funcionando y no miente.

5 comentarios:

Fabio Martinez dijo...

Me gusto mucho, el caos con el que empieza el texto me gusta un montón, y después el accidente y las sensaciones, y los ruidos, y los pinchazos y la amiga...
Buenisimo,
abrazos

Florencia dijo...

REsulta q esto de los blogs es muy gracioso

había pasado ya por tu sitio antes no se si por Pablo o por quien pero cuando fui al taller de recitado no sabía q eras vos,

Bueno otra chica q conoces pero q no estaba hoy en el taller me "alcanzó" tu blog
y digamos que yo soy la que no podía decir (imposibilidad acentuada por el vino tal vez) la totalidad de Romina,
quiero decir no podía concebir a lo mejor a una Romina tan total o a un total tan lejano de esa Romina.


Un gusto marca Malbec,
y se la espera por otros lados.

Flor

Florencia dijo...

ahh me olvidaba:

"alumno significa sin luz" eso lo leíste este año de Kaplum pero me parece una idea bastante genial que tiene q estar por varias partes asique festejo q aparezca acá.
beso

Elisa Gagliano dijo...

Gracias fabio, no escribo cuentos asi que fue una prueba piloto. Que bueno que te gusto entonces.

Flor total, como va?
Si, el tema de los blogs es todo un tema y casi ninguno! Ya ire pòr allà que no se bien donde es... pero que ire iré. Me divertí mucho el otro dia.

Saludos!

Ah, yo lei que cosa de la luz???
Alumno significa sin luz, es una idea que va a estar por doquier.

Beso!

A. dijo...

subiste la leída de allen!
ahora mirá mirá

Ginsberg in the 50s

A brief excerpt from David Burner's Making Peace with the Sixties (Princeton University Press, 1996):

Ginsberg's stay in the mental ward was not intended to help him realize his desire for life to be a "sweet humane surprise." Ginsberg tried to conform, returned after several months to Paterson, dated women, and found a job. He was miserable until he moved to California in 1954 and began seeing a $1 an hour psychiatrist at the university in Berkeley. In San Francisco Ginsberg saw another psychiatrist, Philip Hicks, who asked him what he would like to do. "Doctor," as Ginsberg recalls his answer, "I don't think you're going to find this very healthy and clear,"
but I really would like to stop working forever--never work again, never do anything like the kind of work I'm doing now--and do nothing but write poetry and have leisure to spend the day outdoors and go to museums and see friends. And I'd like to keep living with someone -- maybe even a man -- and explore relationships that way. And cultivate my perceptions, cultivate the visionary thing in me. Just a literary and quiet city-hermit existence. Then hesaid "Well, why don't you?" I asked him what the American Psychoanalytic Association would say about that, and he said . . . if that is what you really feel would please you, what in the world is stopping you from doing it?