17/2/10

Las intrucciones estaban en chino

El pánico no es propio, en la mayoría de los casos es pura informacion del miedo de otro. Lo mismo pasa con las historias de amor. ¿Cómo entregarse si se tiene esta imagen tercerizada del horror? El cuadro que construimos de nosotros mismos contiene un punto ciego al cual no accederemos jamás, como el vértice negro que existe en todo auto y nos pone en riesgo cuando menos lo esperamos. Sobreviviremos solo aceptando el vértigo. Por justicia hay cosas mas tangibles que este frío espejismo, mi cuerpo porque es mío y tu ternura porque es tuya y desintegra ficciones en la oscuridad.
o

6 comentarios:

Alejandro Arriaga dijo...

dulce.

Barí dijo...

oh, mencantó...

Crack dijo...

Mordela, mordela, mordela

néstor dijo...

Las instrucciones estaban en chino y los espejismos en griego antiguo. La culpa de todo la tiene Platón.(punto ciego y aparte)

abrazos

Elisa Gagliano dijo...

Fe de ratas

No me di cuenta y publique sobre la entrada anterior. Los tres primeros comentarios no tienen relación con este texto.

Saludosssss

(La monga que sin querer publica sobre la entrada anterior)


Nestor! Un beso enorme!!
Y la masmedula? Sale??

A.- dijo...

Y el cuerpo que me es, y yo no tengo? y la ternura que no llega nunca a ser suya, porque, qué es de él?
lo lindo es ese amor.
eso es lindo.
y tu texto.
saludo.