4/4/10

Cordura sos un tango viejo

.

De noche escucho ruidos de pequeños insectos apurados.
Los huelo y ellos huelen, quieren contármelo todo.
Vista de cerca, una polilla tiene un rictus, dos ojos
y sabe exactamente lo que hace.
Cómo ignorar su urgencia?
El intento de un lenguaje justo al medio de las dos.


.

2 comentarios:

néstor dijo...

Justo al medio de las dos me da la una de la mañana. Buena hora para parlotear con una polilla y desdeñar la cordura.

un abrazo

dear prudence dijo...

que grosa que sos
(sabelo)