19/5/11

IRMA

Mara:

A la mañana maté una cucaracha, luego vi otra veloz por la pared. ¿Dónde estaban? Al mediodía moscas. ¿Dónde estabas? Por un momento me pareció que todo era como antes. Por qué llegaste ahora y no antes? No te quedes callada. Por qué no me saludas?

Deci hola por lo menos. Hola Irma -porque madre no les sale- estoy bien no me comieron unos perros en la callejuela oscura. Por qué llegaste ahora? No entienden que yo estoy acá esperándolas y ustedes no puede llegar ahora? Me oís? Una semana de castigo allá abajo te vas a ligar. La confusión surge porque elegimos mal los roles. Yo no quería esto. Estamos equivocadas. O no te llega sangre a la cabeza? Su mala alimentación les está produciendo daños cerebrales. Tienen que comer mejor. Pero qué se puede esperar de la vida que llevan. Si ni marido tienen, viven como dos muertas de hambre, sucias. Pudiendo tenerlo todo. Por qué llegaste ahora? Qué te detuvo? Un hombre te detuvo. Estás con un hombre. Ese hombre te roba la plata que les doy? Ese hombre te hace trabajar? No, no, no, no me mires con esa carita. Te chupa la sangre Angélica como un vampiro! Lo que necesitan vos y la otra pelotuda es un marido, no muchachos estafadores como este. Este hombre las va a llenar de hijos y yo no les voy a ayudar a sacárselos. No lo voy a hacer. No le voy a sacar los chicos a las chicas, por más que me lo pidan, por más que me pongan en las manos una aguja de tejer y me lo imploren. Dejen de pedírmelo con esos ojos de moscas muertas, bien que les gustó cuando se los hacían. Tengo la casa llena de chicos. Porqué me hicieron esto, saquenlos de al lado del cajoncito, que no me toquen el cajoncito, ahí tengo todo. Yo no quiero nietos! Van a empezar a caminar por las paredes, se van a robar todo, la cama, la virgen, el cuadro, la heladera, muerta me van a sacar. Es eso, es eso no Angélica? Me quieren robar, vos, la otra y el hombre se llenan la cabeza de ideas y la panza de hijos. Tienen un plan, no? Un plan para matarme y quedarse con todo. El hombre ese las tiene locas, yo me doy cuenta. Llegas ahora y no antes, callada, con aliento a qué? A que tienen aliento Angélica? A pene, un clásico aliento a pene!! Qué hacen con el muchacho? Se acuestan? Eso hacen no. Inmundos, Inmundos, toda la casa llena de y ustedes sucias, vienen acá arriba sucias y me ensucian a mí.

Angélica saca una jeringa y la inyecta. La lleva despacio hacia la cama.

(Entra música)



* Este es un fragmento de IRMA. Una obra que escribí y estoy dirigiendo. 27, 28 y 29 de Mayo la estrenamos! Pronto más información. Este monologo salió después de leer La Intrusa de Estela Figueroa. Alto libro de poesía.

1 comentario:

QND dijo...

Armooso