9/5/11

Vigoritas

Robé un buzo de mi casa paterna el domingo después del almuerzo. Era de mi talla y tenia una marca de esas de skater. Cheta. Pregunte, pero el dueño no apareció. Como siempre que eso pasa, me lo bolsiquie hasta que alguien lo reclamara. A la noche llamo mi nona -Norma Italia- para decirme que ese era su buzo.

Hoy decidí devolverlo. Cuando llegue a la entrada, toque timbre y nada. Llame por teléfono y nada. No me atendía el celular, ni el fijo, tampoco respondió con los timbrazos repetidos. Empece a sentir un miedo enorme. Trágico. Comencé a mirar las rejas, por donde entrar a rescatarla. Cuando estaba por treparme me abrió la puerta. No te escuche me dice, porque estaba escuchando música, esta tecno que me grabo tu primo. Tenía la notebook prendida, escuchaba música dj y me agradeció por su abrigo adolescente.

Norma Italia es mi abuela. Y tiene mas onda que este de acá.

1 comentario:

Diego Vigna dijo...

Por algo es, capaz que se lo merece